Yo como el brócoli completo

Imagen

Tengo la convicción que la creatividad que nos lleva a innovar; siempre surge ante desafíos, pequeños o grandes, pero el ingenio se agudiza para solucionar hitos en nuestra vida. 

Esta semana tenía ganas de comer brócoli, me gusta y además es tanta la buena propaganda que leo en su honor (el oro verde lo llaman) que me genera la necesidad de consumirlo, para sentir que me estoy alimentando sanamente y que obtendré todos los beneficios que “él” me dará. 

Visité mi verdulería amiga, allí Delicia, la dueña de Verdulería Delicia, intentó elegir para mí los dos mejores ejemplares (la oferta actual es “2 x $10 me dijo) y yo confiada, porque soy clienta asidua y por lo general la mercadería que elijen para mí me satisface, acepté lo que me ofrecía. 

Pero al llegar a casa, comencé a lavar mis brócolis y ohhhh SORPRESA!! descubrí que tenían numerosas hojas, tallos muy largos y apenas unas pequeñitas flores (que es la parte más sabrosa y que por lo general la única que comemos en numerosas recetas). 

La decepción fue grande… puse a blanquear las flores en una ollita, jajaja, y me quedé contemplado la parva de hojas y tallos cortados; me aprontaba para desecharlos en mi tarro donde vuelco lo que luego irá al compost. Positivamente pensé que sería un gran aporte para ese fin. 

Y de repente se me ocurrió, voy a hervirlas, procesarlas y … ya veré cómo puedo utilizarlas en alguna preparación. Es lo que hice, luego las procesé en la licuadora con huevos, leche almidón de maíz, harina leudante, una pizca de sal, pimienta blanca y nuez moscada, un chorro de aceite de oliva. Obtuve una pasta similar a la de panqueques; por lo tanto hice panqueques de brócoli, que rellené con una mezcla salteada en aceite de oliva de choclos amarillos en grano, cebolla y pimientos verdes.Luego coloqué todos los panqueques en una fuente para horno, alineados como canelones y los cubrí con abundante salsa fileto, solo había que calentarlos ya que todo estaba cocido; quedaron tan pero tan ricos que ahora quiero que mis hijos y amigos los prueben. 

Gracias a Delicia, que sigue siendo mi verdulera preferida, aproveché el brócoli completo, comí unos exquisitos canelones caseros y nutritivos.

Les debo la foto para la próxima vez (voy a agregarlas a este post) en esta oportunidad estaba tan preocupada por saber si funcionaría o no la idea, que olvidé por completo tomar fotos, algo que suelo hacer y que me parece genial compartir con todos.  

Y vos comes todo el brócoli también? 

Anuncios

Acerca de patriciaraimundo4

Marketing Digital especializada en servicios. Intereses: avistaje de aves, kayakismo, literatura, filosofía. Geminiana practicante, madrex4, adicta a la tecnología.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s