El que se va sin que lo echen vuelver sin que lo llamen…

 
Tan real como actual.
Y me alegro que así sea, cada uno tiene sus tiempos, y a veces necesitamos esos momentos de SOLEDAD.
Se trata de una misma palabra para dos situaciones OPUESTAS: la soledad padecida y la soledad deseada.
La primera es dramática; tengo necesidad de los otros, y no hay nadie.
Soy como un fuego que muere sofocado por falta de oxígeno.
La segunda es, en ciertos momentos, necesaria para volver a hallar la coherencia entre todos los materiales acumulados, para volver
a anudar los hilos y prepararse para nuevos encuentros.
Es la soledad ELEGIDA.
 

 

Anuncios

Acerca de patriciaraimundo4

Marketing Digital especializada en servicios. Intereses: avistaje de aves, kayakismo, literatura, filosofía. Geminiana practicante, madrex4, adicta a la tecnología.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s